Historia

Historia


 

En el año 1912 se creó en La Guardia la Sociedad Pro-Monte de Santa Tecla, entre cuyos fines estaban los de revitalizar las celebraciones religiosas de la ermita del Monte de Santa Tecla, repoblar su bosque y embellecer su entorno y construir una nueva vía de acceso al mismo.​

En 1913. ​ la sociedad Pro-Monte organizó la primera Fiesta del Monte de Santa Tecla,​ que aunque en sus primeras ediciones tenía un carácter familiar, que contaba solo con la participación de los miembros de dicha sociedad, pronto alcanzó una gran popularidad en la comarca del Bajo Miño,​ pasando a convertirse en una celebración anual, cuyos festejos populares -no así los religiosos- solo se interrumpirían entre los año 1936 y 1938, debido a la Guerra Civil.​

En 1914, durante la construcción de la carretera de acceso a la ermita, se descubrieron los restos del Castro de Santa Tecla.

1913-1997: ochenta y cuatro años. En tan largo período es lógico que esta fiesta conmemorativa, en la cual durante mucho tiempo estuvo presente lo religioso (misas y procesiones al Facho), haya experimentado notables transformaciones. Resulta curioso que la Iglesia, por mediación del Ilmo, Obispo de Tui, aconseje ya en 1915 a la directiva de la Pro-Monte que en la romería no falten bailes de jotas y muiñeira, por lo cual se crearán hasta cinco premios de a cinco pesetas para las mejores parejas.

   La fecha de celebración, aunque siempre en Agosto, fué variable (de acuerdo con las características metereológicas), pasando a la segunda semana de Agosto alrededor de 1947. El escenario, el Monte. En la actualidad, perdido en buena parte aquel sentido piadoso, pero pervirtiendo y acrecentándose lo folclórico (la "troulada":grupos de gaitas, bailes, comida campestre, "aturuxos", bautismo báquico con los mejores tintorros de la zona) hay además un segundo marco -la Alameda de la villa- en el cual se desarrollan durante toda la semana grandiosas verbenas.